Calidad de vida

Tan importante como la respuesta al tratamiento, es que su animal mantenga una buena calidad de vida durante todo el proceso. Aunque a veces no es fácil evaluar la calidad de vida en los animales, aquí tiene una serie de preguntas que pueden ayudarle:

 

  • No quiere jugar como solía hacerlo
  • No responde a su presencia o la de otros animales como solía hacerlo
  • No disfruta con actividades que antes le gustaban (paseo, nadar...)
  • No come bien
  • No es capaz de moverse por sí sola
  • Necesita ayuda para levantarse y moverse
  • Necesita que la alimenten con la mano
  • Está perdiendo peso
  • No puede controlar orina
  • Tiene más días malos que días buenos

 

Si su mascota presenta algunos de estos signos, su calidad de vida puede ser menor de lo deseable y debe consultar con su veterinario. Si está recibiendo tratamiento, puede repetir este cuestionario algún tiempo después para ver si el tratamiento ayuda a mejorar la calidad de vida. De nuevo, el objetivo del tratamiento de un animal con cáncer no es solo prolongar la vida de su animal, sino que esta tenga una calidad adecuada y es importante que nos ayude a valorar si el tratamiento es beneficioso o necesita ajustarse.

Los comentarios están cerrados.