Quimioterapia metronómica

 

La quimioterapia metronómica (administrada a dosis bajas, de forma diaria, por vía oral) es una terapia relativamente nueva en veterinaria. Los tumores necesitan para crecer un suministro de nutrientes y oxígeno que obtienen de nuevos vasos sanguíneos que "alimentan" al tumor. Esta terapia puede frenar el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos alrededor del tumor y con ello, al menos en teoría, frenar su crecimiento. Esta terapia contra nuevos vasos sanguíneos se denomina antiangiogénica.

 

Además del efecto en los vasos sanguíneos, la quimioterapia metronómica tiene efectos en el sistema inmunitario, permitiendo una mejor respuesta del sistema defensivo contra el tumor. Distintos fármacos y protocolos pueden usarse con esta terapia, siendo los más frecuentemente usados clorambucilo, ciclofosfamida o toceranib (Palladia, Zoetis).

 

Su uso durante los últimos años ha permitido conocer en qué tipos de tumores puede ser efectivo y en cuáles no ofrece beneficio. Los protocolos que incluyen Palladia, han mostrado eficacia en el tratamiento de carcinomas de sacos anales, carcinomas de tiroides y en tumores de la cavidad nasal principalmente. Su uso en otros tumores como el osteosarcoma o el hemangiosarcoma no mejora al pronóstico y puede aumentar los efectos secundarios, como ha sido demostrado en dos artículos publicados en 2015.

 

Aunque en general es bien tolerada, puede tener efectos secundarios y no debe ser utilizada sin un diagnóstico de cáncer (no estando indicada además en algunos tipos de tumores).

Los comentarios están cerrados.